Comunik | Cumplimos un año en Comunik y para celebrarlo, os dedicamos un post que no os podéis perder.
Formación e intervención logopédica
logopedia, formación,tratamiento,paciente,voz
17638
post-template-default,single,single-post,postid-17638,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_non_responsive

Cumplimos un año en Comunik y para celebrarlo, os dedicamos un post que no os podéis perder.

Queremos dedicarlo a todas aquellas familias, niños y niñas, jóvenes y adultos que han confiado y confían en nosotros.

Cada día trabajamos para mejorar la calidad de vida de las personas que atendemos, eso nos llena de orgullo y nos impulsa a seguir mejorando y esforzándonos ante nuestra labor.

Veamos algunos ejemplos de personas que forman parte de nuestra historia:

Blas, adulto de 79 años. Tras sufrir un ictus que le provocase dificultades para hablar y deglutir, jamás se ha rendido. Trabaja con nosotros de manera constante y siempre con una gran sonrisa. Hoy lleva una vida normal junto a su mujer, su familia y sus amigos.  Él dice que la logopedia le ha permitido recuperar la comunicación y, por tanto, las riendas de su vida. Nosotros estamos orgullosos de todo lo que ha logrado y del ejemplo que nos ofrece cada día.

Manuel, adulto de 75 años. Diagnosticado de Parkinson. Incansable, persistente y positivo. No hay ejercicio que le propongamos que no quiera hacerlo perfecto. Lucha para mantener sus cualidades vocales, de habla y de deglución. Un ejemplo de constancia y positivismo.

Eduardo, adulto de 51 años. Los hábitos que ha mantenido hasta ahora, le han provocado una alteración en sus cuerdas vocales. Tiene una lesión en la derecha y una parálisis en la cuerda izquierda. Acudir a logopedia, dice que le sirve de terapia en muchos sentidos. Su voz ha mejorado significativamente, ahora puede hablar con normalidad y seguridad. Seguimos juntos, mejorando y sumando nuevos hábitos de vida saludables.

Emma, 6 años. Nadie salvo sus padres, conseguían entenderla cuando hablaba. Confundía la /t/ por la /k/, la /d/ por la /l/ y así hasta llegar a tener un lenguaje ininteligible. Hemos jugado, hemos aprendido, hemos compartido muchos ratitos de esfuerzo que, un año más tarde, al decirle adiós, nos ha recordado una bonita esencia: la vida es para aprender disfrutando. Ahora es una niña alegre, que le encanta jugar, habla por los codos, que come de todo y que, durante todo este tiempo, se ha convertido para nosotros, en una niña muy especial.

Lucía, 9 años. Deglución atípica. El tratamiento de logopedia, le ha permitido cerrar esos espacios entre los dientes que tan poco le gustaban. La logopedia ha sido un acompañante durante el proceso de aprendizaje de algo tan importante como el comer o el respirar bien. A partir de ahora Lucía, sonríe, que nosotros estamos felices de verte esa carita tan linda y esos dientes tan perfectos.

Mario, 3 años y medio. Nació prematuro y ha tenido un desarrollo más lento de lo habitual. Su energía nos fascina. Es alegre, sonriente y lucha cada día para superar sus dificultades. Estamos convencidos que su valor y coraje, le van a llevar muy lejos. ¡Sigamos trabajando pequeño!

Gracias a todos y todas, pues hacéis de nuestra profesión, una fortuna.

Equipo de Comunik 🙂